Historia del libro

CRONOLOGÍA

-1907-

En el mes de septiembre, el número VII de la revista Renacimiento publica un recuento de la obra de JRJ ya editada y de la que éste dice tener “terminada en manuscrito”. Junto a títulos como Pastorales, Baladas de primavera y Elegías, se cita por primera vez un libro en prosa del que no se tenía hasta entonces noticia: Platero y yo. Años después el poeta declararía que inició su redacción hacia 1906.

-1913-

JRJ conoce a Zenobia Camprubí Aymar, con la que contraerá matrimonio tres años más tarde. El interés de la joven por la literatura y el mundo de la infancia les lleva a iniciar juntos la traducción de La luna nueva (Poemas de niños) de Rabindranath Tagore –que había obtenido el Premio Nobel ese año– con la intención de publicarlo en La Lectura. Un puntual enfado de la pareja retrasa el trabajo y provoca que JRJ acabe ofreciendo a la editorial Platero y yo con el ánimo de compensar el compromiso que había adquirido.

-1914-

JRJ firma un contrato con Francisco Acebal en el cual cede los derechos de reproducción de Platero y yo por 500 pesetas. El 12 de diciembre la editorial La Lectura publica en su colección “Juventud” la primera edición de Platero y yo con el subtítulo Elegía andaluza. Conocida como la “edición menor”, selecciona sesenta y tres capítulos y el epílogo “A Platero, en el cielo de Moguer”. Sin el conocimiento del poeta, Acebal imprime simultáneamente dos ediciones, ambas ilustradas por Fernando Marco: 3000 ejemplares con las célebres cubiertas de estampado floreado y 5000 en pasta gris con el epígrafe “El libro escolar”. El burrito de plata se convertirá así en compañero inseparable de niños y maestros en las aulas de toda España e Hispanoamérica. El poeta, que hasta entonces había firmado sus libros como “Juan R. Jiménez”, se presenta por primera vez como “Juan Ramón Jiménez”. A pesar de su éxito, a JRJ le disgustan las ilustraciones, la edición y el uso que de ella hizo Acebal. Tras varias discusiones y litigios recupera su propiedad intelectual, una vez agotados los 8000 ejemplares que se habían puesto en venta.

-1916-

La Editorial Hermes de Santiago de Chile publica la primera edición pirata del libro. A ésta seguirán otras muchas. La excelente acogida de Platero desborda las previsiones de su autor y el control que éste es capaz de ejercer sobre su obra. No se dolerá el poeta del quebranto económico que suponen estas ediciones clandestinas, sino de aquellos “editores indignos –dirá– que, aparte de robarlas, las hacen feas, lo que les perdono menos que el robo vil”.

-1917-

El 13 de enero la editorial Calleja publica la edición completa del libro. Contiene 137 capítulos y los apéndices “Platero de cartón” y “A Platero en su tierra”, datados en 1915. Al título se añaden las fechas “1907-1916” y se observan, además, pequeños cambios en la redacción y los epígrafes de los textos ya publicados. El mismo año se harán tres ediciones idénticas del libro en rústica y una de lujo en papel hilo. Saturnino Calleja se adueña de su propiedad intelectual y JRJ nunca volverá a recuperarla. John Garrett Underhill, traductor habitual de Jacinto Benavente y de Gregorio Martínez Sierra, inicia –con el asesoramiento de Zenobia– la primera versión inglesa de Platero y yo. La traducción no llegará a imprimirse.

-1922-

Gertrude M. Walsh publica la primera edición didáctica del “Platero menor” en la editorial D.C. Heath & Co. de Londres. Prologada por Federico de Onís e ilustrada por Maud and Miska Petersham, se convertirá en uno de los libros de referencia básicos en el aprendizaje de español para extranjeros. Será conocida como la “edición de Boston” por haber sido imprimida en esta ciudad.

-1926-

El 19 de junio el poeta –bajo su estricto cuidado personal–, publica en la Residencia de Estudiantes una pulcra y sobria edición completa con una tirada de 4000 ejemplares, sin ilustraciones, que se considerará la canónica y “definitiva”. Simultáneamente León Sánchez Cuesta reedita el “Platero menor”.

-1932-

La Residencia de Estudiantes reimprime otros 4000 ejemplares de la edición completa.

-1933-

El 31 de julio Espasa-Calpe publica 10000 ejemplares de la edición escolar, que se venderán en menos de tres años.

-1934-

Agotados los ocho mil ejemplares de la edición completa que publicara la Residencia de Estudiantes, JRJ reedita el 1 de septiembre 25000 más en la editorial Signo.

-1936-

El 19 de junio JRJ vuelve a contratar con Espasa-Calpe la reimpresión de otros 10000 ejemplares del “Platero menor”. Verán la luz en Madrid, el 15 de marzo de 1937, en plena guerra civil y con su autor en el exilio.

-1937-

Durante su estancia en Cuba, JRJ contrata con Espasa-Calpe Argentina la edición de 2000 ejemplares del Platero completo y 3000 del “Platero menor”.

-1939-

Mientras la lectura de Platero se extiende por las aulas de toda Hispanoamérica, es puntualmente prohibido en España como libro escolar por la censura. La editorial argentina Losada publica el “Platero menor” con ilustraciones de Attilio Rossi y una pequeña variante en la selección de su contenido. Se añaden los capítulos: “El eclipse”, “Golondrinas”, “El demonio”, “La granada” y “Los gitanos”. En esta editorial llegarán a realizarse a partir de entonces más de cincuenta ediciones en distintos formatos. Algunas de ellas superarán los 35000 ejemplares.

-1942-

El 21 de septiembre la misma editorial Losada publica el Platero completo con ilustraciones de Norah Borges.

-1943-

Ante la proliferación de ediciones clandestinas JRJ declara que la única editorial autorizada para publicar Platero y yo es Losada. Tras varios intentos fallidos de versionar Platero en inglés y en francés, Carlo Bo consigue el visto bueno del poeta y publica en Florencia la primera versión en italiano.

-1947-

El 20 de noviembre Platero vuelve a ser editado en España. La editorial Gustavo Gili de Barcelona publica una edición de lujo para bibliófilos, ilustrada con litografías de José Mompou.

-1948-

JRJ y Zenobia visitan distintas ciudades de Argentina y Uruguay. El poeta es aclamado por un numeroso público allá donde va, gracias al reconocimiento que ha conseguido por la enorme difusión de Platero y yo, del que el poeta calcula haber vendido ya más de un millón de ejemplares. En la Escuela 19 General San Martín de La Plata tendrá ocasión de asistir a la presentación de la primera versión en Braille del libro, dirigida por José Sisa. En las diversas entrevistas que se le hacen durante este viaje JRJ afirma estar preparando una nueva versión de Platero y yo con cambios considerables.

-1952-

Tras varias ediciones en San Salvador, México, Tetuán y Múnich, la editorial Calleja –a la que seguirán Aguilar y Taurus, entre otras muchas– retoman en España la publicación regular de Platero. A partir de entonces las ediciones se harán numerosas y frecuentes.

-1953-

JRJ compone el prólogo «Platero español en Francia» para la edición que publica la Librairie des Editions Espagnoles en París. Las ilustraciones de Baltasar Lobo que la acompañan agradan especialmente al poeta.

-1954-

Zenobia, a través del abogado José Mañas Vázquez, inicia trámites legales en España para intentar recuperar la gran cantidad de dinero que les adeuda Saturnino Calleja, el cual sigue figurando en el Registro de la Propiedad Intelectual como titular de los derechos de Platero y yo. El asunto quedará finalmente en manos su sobrino, Francisco Hernández-Pinzón, que conseguirá recobrar la propiedad del libro tras la muerte de Zenobia y JRJ.

-1956-

La concesión del Premio Nobel de Literatura propicia que Platero y yo se traduzca a casi una cincuentena de idiomas.

-1958-

Heraclio Fournier publica en Vitoria una edición de lujo compuesta por 350 ejemplares numerados y 2000 sin numerar, con ilustraciones de Carlos Sáenz de Tejada. En los 150 primeros aparece la firma filigranada de Zenobia –la cual convenció al poeta desde su lecho de muerte para que autorizara la edición– y la original de JRJ, estampada el 6 de julio de 1957 bajo el poema «La flor tú», que se adjunta al principio del volumen.

-1960-

Ricardo Gullón publica en los números XLVI y XLVII de la revista Papeles de Son Armadans un extenso artículo con el título «Platero revivido», donde da a conocer diversos borradores con las numerosas anotaciones que JRJ tenía previstas para la corrección de una «edición definitiva» que nunca pudo concluir.

-1970-

Francisco Hernández-Pinzón inicia una pormenorizada revisión de los archivos del poeta. En ellos localiza gran cantidad de documentos inéditos, entre los cuales se encuentran diversos textos y borradores relacionados con Platero. Éste los cederá a sus estudiosos y actualmente se publican a modo de apéndices.

-2014-

Tras cien años de trayectoria Platero continúa siendo –tras El Quijote– el libro más reeditado, traducido e ilustrado de la literatura hispana. La reciente digitalización de los archivos del poeta conservados en Puerto Rico ha revelado la existencia de nuevos documentos inéditos relacionados con la génesis y las modificaciones que tenía previstas para su obra más universal.

Menú